Liderar es gestionar tu poder personal

Como muchos ya sabréis, llevo muchos años dedicando mi tiempo y mis esfuerzos en indagar las razones por las que, en muchas ocasiones, las personas que tienen un negocio o personas a su cargo no consiguen liderar de una forma efectiva.

Tengo claro que el liderazgo y la marca personal son temas que me apasionan y no podría trabajarlos de manera aislada.

Hace poco asistí a una jornada donde a varios profesionales que nos dedicamos al mundo de la consultoría para empresas, nos exponían un itinerario que se está llevando a cabo con el objetivo de mejorar y hacer un mejor programa para la gestión de personas. Pues bien, fue muy chulo porque tuvimos la oportunidad de compartir puntos de vista diferentes y aprender un montón unos de otros.

Me llamó poderosamente la atención que en ese itinerario formativo, además de todos los contenidos que se daban, se les ofrecía, a los empresarios que asistían, la posibilidad de hacer 3 sesiones de coaching de manera gratuita para reforzar lo aprendido y con el fin de realizar un acompañamiento mucho más personalizado.

Mi sorpresa fue que la mayoría de los asistentes rechazaba tal oferta por miedo a exponer sus vulnerabilidades ante un coach (??). Fue tal mi asombro que rápidamente mi mente se puso a maquinar acerca de las razones por las que un líder, interesado en mejorar, pudiera rechazar tal oferta.

Estas son las conclusiones a las que he llegado de por qué los líderes en cuestión (¡son personas igualmente!) no consiguen liderar de manera eficiente y efectiva:

  1. Liderar personas implica primero liderarse a si mismo: no hay liderazgo posible si no se hace un profundo trabajo de auto conocimiento, auto liderazgo y auto descubrimiento.
  2. Liderar personas implica trabajar nuestro poder personal: y para que nuestro poder personal salga a flote, tenemos que sacar nuestro potencial pero también lo que nos impide verlo.
  3. Liderar personas implica conocerlas; no podemos conocer algo si no nos conocemos.
  4. Liderar personas implica tener las cosas muy claras; la claridad viene de indagar en tus fortalezas pero también en tus debilidades.
  5. Liderar personas implica tener la capacidad de motivar e influenciar sobre ellas; el trabajo de la automotivación es clave en este proceso y no hay nada más efectivo y eficiente que tener una mirada externa que nos haga de guía y espejo.
  6. Liderar personas implica sentirse autorrealizado; y para eso hay que trabajar la autoestima y la autogestion .

Liderar personas es acompañar, ¿cómo es posible que queramos liderar y acompañar personas si no estamos dispuestos a pasar por un proceso de acompañamiento personal?

La clave del liderazgo es primeramente gestionar y desarrollar tu poder personal. Y esto es algo, que no podemos hacer en solitario.

Algo no está funcionando.

¡Feliz día!

Miren Cía

Coach, Mentora y Formadora

Liderazgo, Marca Personal y Eneagrama